Crotalus atrox

El crótalo diamante occidental (Crotalus atrox) es una especie de saurópsido vipérido que vive en el sur de Norteamérica. Es la serpiente más peligrosa de Estados Unidos. Es también conocido por el nombre común de “cascabel diamantada del oeste”,”cascabel diamante” o simplemente “cascabel” o “víbora de cascabel” pues normalmente es la especie mas comun en los territorios donde esta dispersa.

Descripción

Este animal es un depredador altamente especializado, siendo perteneciente a la familia Viperidae, las serpientes más avanzadas en términos evolutivos. Tiene una longitud de más de dos metros, lo que la convierte en una de las serpientes más grandes del subcontinente norteamericano. Es corpulenta y pesada. La lengua es ahorquillada. Su espalda está decorada con dibujos de diamantes (de ahí viene el nombre común), y su cuerpo termina en un cascabel formado por segmentos que se van añadiendo en cada muda. Los ejemplares jóvenes no poseen cascabel.

En la cabeza están los ojos, los detectores de calor, las fosas nasales, el órgano de Jacobson y los colmillos, con un potente veneno.

 Hábitos

Esta serpiente vive en terrenos áridos, como desiertos y praderas. Por lo tanto, es de hábitos terrestres. Se alimenta de aves, lagartos y mamíferos. Es pacífica, pero si se la provoca puede morder e inyectar veneno extremadamente tóxico, aunque primero advierte con el sonido de su cascabel. El veneno puede matar a animales mucho mayores que ella. Causa muchas muertes humanas al año, lo que la hace la serpiente más peligrosa de Norteamérica. Al alimentarse, espera a que el veneno mate a su presa antes de tragársela..

Reproducción

Los jóvenes tardan 3 o 4 años en madurar sexualmente. Estas serpientes son ovovivíparas.

Archivo:Crotalus atrox USFWS.jpg

Crotalus durissus

La cascabel tropical,[3] víbora de cascabel, cascabel o cascabela[4] (Crotalus durissus) es una especie venenosa de crótalo, distribuida desde México a Sudamérica. Es la serpiente más distribuida de su género[4] y es muy venenosa, siendo un grave problema de resolución médica su mordedura.[5] 12 subespecies son reconocidas actualmente, incluyendo la forma típica.[6]

Descripción

C. d. terrificus en Avaré, São Paulo, Brasil.

Crece hasta un máximo de longitud, de cerca de 18 dm.[4] El cuerpo es fuertemente escamado, y acentuadas en protuberancias o tuberculaciones. Esta forma se suaviza en algo llegando a la extremidad posterior. Las columna vertebral es muy prominente hasta la cuarta fila.[7]

Distribución geográfica

Hallada desde México (del lado Atlántico en Tamaulipas, Nuevo León, en el lado Pacífico desde Michoacán) a Costa Rica (provincia de Guanacaste y la Meseta Central), incluyendo Belice, Guatemala, El Salvador, Nicaragua. Hay muchas poblaciones aisladas en Sudamérica, Colombia, Venezuela, Guyana, Suriname, Guiana, este de Brasil, sudeste de Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, norte de Argentina (Catamarca, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán). El tipo de localidad es “América”.[2]

 Veneno

Los síntomas de envenenamiento son muy diferentes en cada zona geográfica y de cada especie, particularmente en las partes sureñas,[7] debido a la presencia concentrada o no de la crotoxina neurotoxinas (crotoxina y crotamina) causando una progresiva parálisis.[8] Especímenes de Brasil, notablemente en C. d. terrificus, puede resultar en una visión impar, o en completa ceguera, desórdenes auditivos, ptosis, parálisis de los músculos periféricos, especialmente del cuello, que hace aparecerlo como roto, y eventualmente parálisis respiratorias. Los disturbios oculares, que de acuerdo a Álvaro (1939)[9] ocurren en el 60 % de los casos terrificus, siguen a permanente ceguera.[7] Una fosfolipasa A2 neurotóxica también daña músculos esqueléticos y posiblemente del corazón, dando dolores generales, y astenia.

Archivo:Cascabelle.JPG

Crotalus scutulatus

Crotalus scutulatus es un vipérido venenoso de la subfamilia Crotalinae . Esta especie se encuentra en los desiertos del Suroeste de Estados Unidos y del centro de México. Tal vez sea más conocida por un potente veneno neurotóxico. Se reconocen dos subespecies, incluyendo la descripta aquí.[5]

Scutulatus es una palabra latina que significa que tiene un remiendo con forma de escudo o de hoja; los grandes remiendos que ornamentan el dorso de esta serpiente, tienen alguna semejanza con los escudos heráldicos.

Descripción

Son serpientes de tamaño mediano y cuerpo pesado. Generalmente miden de 45 cm a 90 cm Las más largas conocidas son de alrededor de 130 cm.

El color de fondo de estas serpientes puede ser gris verdoso, marrón oliva, verde amarillento o marrón. El color depende del entorno.[6]

Las manchas sobre el dorso tienen forma de diamante u ovales a exagonales y gris oscuro, o marrones con bordes claros, se desvanecen hacia la cola. La cola tiene anillos de color gris claro y de color negro, los anillos claros son notablemente más anchos que los anillos negros. Sobre la cabeza, una raya oscura con bordes claros corre desde el ojo abajo a la esquina de la boca. Además, en la cúspide de la cabeza, unas pocas escamas son extragrandes.[6]

La tonalidad verde encontrada entre las serpientes de cascabel del Mojave han llevado a que las llamen “verdes del Mojave” en algunas áreas.

 Especies parecidas

Como Crotalus atrox (la serpiente de cascabel dorso de diamante occidental), la cual es muy parecida a C. scutulatus tiene un patrón de diamantes oscuros a los largo de su dorso. Con C. scutulatus las bandas blancas sobre su cola tienden a ser más anchas que las negras, mientras que el ancho de las bandas es usualmente más similar en C. atrox. Aditionalmente, C. scutulatus tiene escamas alargadas en el tope de la cabeza entre los supraoculares]] y las ligeras rayas post-oculares pasan detrás de la esquina de la boca. En C. atrox, la corona está cubierta de pequeñas escamas y la ligera raya post-ocular interseca la boca.[3] [7]

 Nombres comunes

Serpiente de cascabel del Mojave,[2] [3] [8] Mojave verde,[3] Serpiente de cascabel diamante del Mojave, Serpiente de cascabel del Mojave, Dorso de diamante del desierto, Cascabel del Mojave, Serpiente de cascabel escutulada.[8] En México, se la conoce tambien como Chiauhcóatl (Nahuatl), o víbora de cascabel (Castellano).[4] C. s. scutulatus ha sido llamada también Serpiente de cascabel del norte de Mojave.[5]

 Distribución

En los Estados Unidos, la serpiente de cascabel del Mojave se encuentra en dos áreas. Una región que incluye el desierto de Mojave (sudeste de California hasta sudeste de Arizona y partes de Nevada y Utah); otra región es el límite occidental del sur de Texas. Esta especie se extiende mucho más al sur en México central. Se encuentra desde el nivel del mar hasta los 2530 m snm.[6]

 Comportamiento

Son más activas desde abril a setiembre, e hibernan solas o en pequeños grupos durante el invierno. Depredadoras de emboscada, comen mayoritariamente pequeños roedores y lagartos. Las hembras dan a luz jóvenes vivas, de dos a diecisiete (el promedio es de alrededor de ocho), desde julio hasta hasta setiembre.[3] [9] Aunque tienen fama de ser agresivas con la gente, dicho comportamiento no está descripto en la literatura científica. Al igual que otras cascabel se defenderán vigorosamente si son molestadas.

 Veneno

Los venenos de las cascabel son complejos cocteles de enzimas y otras proteínas que varían ampliamente en composición y efectos, no sólo entre especies, sino también entre poblaciones de la misma especie según su distribución geográfica. C. scutulatus es ampliamente reconocida como una serpiente productora de uno de los venenos más potentes en el Nuevo Mundo, basado en los estudios de la DL50 de ratones de laboratorio.[10]

Su potente veneno es el resultado de una neurotoxina presináptica compuesta de dos diferentes subunidades peptídicas .[11] La subunidad básica (a fosfolipasa A2) es levemente tóxica y aparentemente bastante común en el veneno de las cascabel de América del Norte.[12] La subunidad acídica menos común no es tóxica por si misma pero, en combinación con la subunidad básica, produce la potente neurotoxina llamada “toxina Mojave.” Neurotoxinas casi idénticas se han descubierto en cinco especies de cascabel de América del Norte además de C. scutulatus.[12] Sin embargo, no todas las poblaciones expresan ambas subunidades. El veneno de muchas cascabel Mojave de Arizona sur-central carece de la subunidad acídica y se la designa como poblaciones “Veneno B,” mientras que las cascabel del Mojave de todas las otras áreas expresan ambas subunidades y se designa como poblaciones “Veneno A”.[13] Basados en valores medianos de DL50 en ratones de laboratorio, el veneno de la mordedura de una serpiente de cascabel del Mojave es más de diez veces más tóxico que el veneno B, el cual carece de la toxina Mojave.

Archivo:Crotalus scutulatus 02.JPG

Crotalus simus

La serpiente de cascabel centroamericana (Crotalus simus) es una especie de serpiente venenosa que pertenece a la subfamilia de víboras de foseta. Ocurre en México y América Central. Su nombre científico significa “nariz plana”, probablemente en alusión a su cabeza relativamente contundente comparado con la del género Bothrops. En la actualidad, 3 subespecies son reconocidas incluyendo la subespecie nominal que se describe aquí.

Descripción

Los adultos suelen exceder los 130 cm de longitud. Los machos, que son generalmente más largos que las hembras, pueden alcanzar 140-160 cm en algunas poblaciones. La longitud máxima registrada es de 180 cm.[1]

La superficie del cuerpo tiene una apariencia muy áspera porque las quillas de las escamas dorsales se acentúan por sus protuberancias. Esto es lo más evidente en las filas de las escamas laterales, con una intensidad decreciente en las escamas inferiores. Las escamas vertebrales tiene aproximadamente la misma prominencia de las quillas como la cuarta fila hacia abajo en los flancos (tomando las escamas vertebrales como la primera fila).[3]

 Nombres comunes

Cascabel centroamericana, cascabel tropical. Víbora de cascabel (México), Kwechwah (El Salvador), Chil-chil (Costa Rica),[5] Tzabcan (nombre común local para la subespecie C. s. tzabcan).

 Distribución geográfica

Encontrados en México en el suroeste de Michoacán en la costa del Pacífico, Veracruz y la Península de Yucatán en la costa del Atlántico. Hacia el sur en Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, centro-oeste de Costa Rica. Está ausente de Panamá, pero al parecer ocurre en la vertiente del atlántico en Colombia.[1]

 Habitát

Generalmente se encuentran en regiones semiáridas, incluyendo bosques tropicales secos, bosques espinosos y áridos matorrales. También ocurre en bosques mésicos con áreas secos relativamente abiertos.[1]

 Significado cultural

Para los mayas y sus descendientes, la subespecie de Yucatán (C. s. tzabcan) fue muy venerada. La palabra tzabcan significa “serpiente de cascabel” en el idioma maya. Aunque se desconoce su significado simbólico, se ha observado que muchos templos mayas tienen formas talladas de la serpiente de cascabel.

 Veneno

Las mordeduras de Crotalus simus son similares a la de las serpientes de cascabel en los Estados Unidos. Los síntomas locales pueden ser severos, con dolor, hinchazón masiva, formación de ampollas y necrosis. A menudo requiere fasciotomía y en algunos casos la amputación de las extremidades afectadas. Efectos sistémicos, como disturbios hemostáticos, insuficiencia renal y neurotoxicidad, son poco comunes. Sólo el veneno de las crías recién nacidas contiene crotoxina, un componente típicamente encontrado en el veneno de C. durissus, que produce símptomas neurotoxicos.