Titanoboa cerrejonensis es una especie extinta de serpiente de la familia de los boidos. Es la serpiente más grande encontrada hasta la actualidad.

Titanoboa vivió hace unos 60 millones de años donde se sitúa la actual Colombia, según un estudio de la Universidad de Toronto en Mississauga (Canadá).[1]

Se le ha dado el nombre de Titanoboa cerrejonensis por su tamaño y por la mina de carbón del Cerrejón, una de las minas abiertas más grandes del mundo, en el Departamento de La Guajira, Colombia. A través de un estudio comparado de sus vértebras, se estima que la serpiente medía de 13 a 14 metros de longitud y un peso aproximado de 1,25 toneladas.[1] [2] [3] En Cerrejón también fueron hallados esqueletos de tortugas gigantes y de cocodrilos que pudieron ser devorados por el enorme ofidio. Como la mayoría de serpientes, podía también nadar y cazar en el agua.

Importancia del hallazgo para estudios sobre el clima

El tamaño del reptil es muy importante, ya que la dimensión de las serpientes, como animales de sangre fría, dependen de la temperatura de su hábitat. Por su tamaño, Titanoboa necesitó una temperatura media anual de entre 30 y 34 grados centígrados para sobrevivir, 6 grados más de la temperatura media actual en la ciudad de Cartagena, que es de 28 grados.[4] Estos datos pondrían en entredicho la idea de que la vegetación tropical podría desaparecer a temperaturas más elevadas.

Otros datos relevantes

Nunca se habían encontrado en la zona ecuatorial de Suramérica fósiles de vertebrados tan antiguos, por la densidad de la selva y por el deterioro provocado por las altas temperaturas y la humedad. Esta nueva especie ha permitido conocer mejor la historia de las serpientes y el clima en los trópicos americanos en un periodo en que estaban empezando a evolucionar nuevos seres vivos

El equipo científico

Al frente del equipo que hizo el descubrimiento estaban Carlos Jaramillo, científico del Smithsonian Tropical Research Institute en Panamá y Jonathan Bloch, conservador del Museo de Historia Natural de Florida de la Universidad de Florida, (EEUU).

Científicos e Instituciones que participaron:

  • Jason J. Head, University of Toronto.
  • Jonathan I. Bloch, University of Florida, Gainesville.
  • Alexander K. Hastings, University of Florida, Gainesville.
  • Jason R. Bourke, University of Florida, Gainesville.
  • Edwin A. Cadena, Smithsonian Tropical Research Institute; University of Florida, Gainesville.
  • Fabiany A. Herrera, Smithsonian Tropical Research Institute; University of Florida, Gainesville
  • David Polly, Indiana University, Bloomington.
  • Carlos A. Jaramillo, Smithsonian Tropical Research Institute.